Buen servicio y buenos precios garantizan el regreso de los clientes 20 de julio de 2017 11:59

Lograr la fidelidad de los clientes no es una tarea fácil, incluso puede ser más complicado que atraer nuevos clientes. Aquí es donde el buen servicio y buenos precios juegan un papel muy importante para que los clientes regresen una y otra vez.

Cuando un cliente se va molesto es muy probable que nunca más regrese y lo que es peor comparta su mala experiencia con sus conocidos o te exhiba en sus redes sociales. Si quieres que los clientes regresen, presta atención a lo siguiente y trata de evitarlo al máximo.

Mala atención en el servicio o indiferencia

Si hay algo que un cliente no perdona es el mal servicio. Esa es una de las principales quejas de los comensales. “Me trataron mal”, “se tardaron en servirme”, “me preguntaron cuatro veces que había ordenado”, “la cuenta no reflejo lo que yo consumí”. La razón es sencilla: si a tu personal no le interesa dar un buen trato, el cliente se sentirá a disgusto y no querrá repetir la situación.

Actitudes como poca atención, meseros irrespetuosos o caras de fastidio harán magia y tus clientes desaparecerán. Eso está comprobado

Tu servicio no es satisfactorio

Otra de las razones por las cuales los clientes no regresan es que tu servicio deje mucho que desear. ¿Los platillos tardan más de la cuenta?,  ¿La comida no es realmente deliciosa?, ¿un ingrediente está en mal estado? Claro que esto sería imperdonable. A nadie le gusta un pedazo de lechuga oxidado o un pedazo de aguacate muy negro.

Un cliente satisfecho regresará una y otra vez. Y quizás te recomiende con amigos y familiares por lo que su valor es realmente alto. Así que asegúrate de darle aquello que está buscando.

Crea fama y…

El servicio siempre se puede mejorar. Aunque ya tengas un buen número de clientes frecuentes o quizás creas que no te pueden cambiar, porque eres el único restaurante que hay por la zona. La verdad es que cuando menos te lo esperas puede surgir una buena competencia. También puede pasar que el personal se confíe tanto y crea que los clientes son sus amigos, y los haga esperar. Nada de eso, hay que estar atentos siempre a ofrecer un buen servicio. No te confíes.

Tradicional, pero vanguardista

Quizás has atendido generaciones y generaciones de comensales, incluso tengas clientes que te digan que sus abuelos comían ahí. Sin embargo tus clientes están en constante cambio, eso incluye amigos y relaciones. Una de las razones por las cuales los clientes no regresan a los restaurantes es que estos pasan de moda.

Puedes tener un menú tradicional y hasta el inmobiliario puede ser de época, pero eso no impide que tengas un moderno sistema de punto de venta o toma de pedidos, acceso a wifi o incluso que los meseros tomen la orden con tablets. Trabaja para ser considerado una opción por las nuevas generaciones sin olvidar a tus clientes de toda la vida.

Precios ilógicos

Otra de las razones por las cuales los clientes no regresan a los restaurantes son precios ilógicos. Una cosa es que la zona te permita incrementar los precios por la ubicación, y otra muy diferente ofrecer un producto de poca calidad y muy por arriba de su precio. Respetar a tus clientes comienza por tener precios apropiados a tu servicio y productos.

Sabemos que hay factores que no puedes controlar, como que de pronto se vaya la luz y tu local se quede sin clima. Recuerda siempre puedes estar atento a ofrecer un buen servicio y estar consciente de que el cliente es primero.

Puedes leer el artículo Buen servicio y buenos precios garantizan el regreso de los clientes completo en la revista Gastronegocios.